Todo sobre la Lana

Es una fibra cómoda y confortable por su capacidad de aislamiento, puede utilizarse en prendas de invierno y de verano.

¿Por qué la lana protege del frío y del calor?
La lana protege tanto del frío como del calor y de los cambios de temperatura.
Las prendas de lana son cálidas y confortables al frío, pues el cuerpo se mantiene cálido y seco. Esto se debe a cuatro motivos: a su capacidad de absorber humedad y generar calor al pasar de un ambiente cálido a otro frío y húmedo, a su gran capacidad aislante debido a la voluminosidad que se deriva de su rizado, a su baja conductividad térmica y por último al poco peso de las prendas de lana.
Por el contrario en los tejidos de lana finos y ligeros, denominados frescos o lana fría se aprovechan las mismas cualidades aislantes y absorbentes para mantener el cuerpo fresco y seco, absorbiendo y eliminando el calor de la transpiración.

¿Se pueden secar al sol las prendas de lana?
Se pueden secar al sol pero poco tiempo, porque puede ser atacada por las radiaciones ultravioletas de baja longitud de onda (300-350 nm).  La degradación es lenta y se traduce en una pérdida de resistencia y en el amarilleamiento de la fibra.

¿Cómo se plancha?
El calor seco no se debe aplicar a más de 110ºC. El vapor de agua le amarillea a 130ºC y la plastifica a 150ºC. Puede plancharse a 150ºC pero con un paño humedecido para evitar brillos. Carboniza a 300ºC.

Lo que se debe cuidar en las prendas de lana…
En presencia de calor, humedad o por la acción mecánica los tejidos de lana se encogen por enfieltramiento de forma que su longitud puede reducirse a la mitad de la original.
Es muy sensible  también a los álcalis débiles, por ejemplo: soda cáustica, la lejía, el amoníaco, algunos jabones o detergentes y el bicarbonato de sodio.

Agrega un comentario

Puntoymoda

Copyright (c) 2014 Punto & Moda.
Todos los derechos reservados.
Síguenos en Facebook

Sobre Punto & moda

Punto&Moda es una revista dedicada al tejido manual a palillos, crochet y otras técnicas. Nuestro objetivo es mostrar a nuestras lectoras las tendencias en colorido, texturas y diseño en relación al tejido.

Esta técnica ha tenido un resurgimiento en la moda a nivel internacional; basta con mirar las colecciones europeas para ver que todos los diseñadores “top” incluyen prendas tejidas a mano en sus colecciones.