Un aislante que se adapta.

Se reconoce a la lana como un material especial para épocas frías. Hay mucho de cierto en esto, pero no es un absoluto. La lana cuenta con condiciones que le permiten adaptarse a distintas temperaturas, todo esto por sus atributos aislantes. Es un material mucho más completo de lo que se cree.

La habilidad de la lana de aislar al usuario del frío es debido al volumen que su rizo imparte a una prenda, permitiendo atrapar el aire dentro de su estructura. Los vestidos de lana, por ejemplo, son más abrigados en invierno, pero permiten frescura en primavera y verano, todo esto debido a la aislación térmica y propiedades de absorción de agua que poseen por el material. La lana, es entonces, un elemento que distingue climas y se adapta sin problemas.

Agrega un comentario

Puntoymoda

Copyright (c) 2014 Punto & Moda.
Todos los derechos reservados.
Síguenos en Facebook

Sobre Punto & moda

Punto&Moda es una revista dedicada al tejido manual a palillos, crochet y otras técnicas. Nuestro objetivo es mostrar a nuestras lectoras las tendencias en colorido, texturas y diseño en relación al tejido.

Esta técnica ha tenido un resurgimiento en la moda a nivel internacional; basta con mirar las colecciones europeas para ver que todos los diseñadores “top” incluyen prendas tejidas a mano en sus colecciones.