Más blanca que antes

Un problema de difícil solución que nos presenta la lana blanca, es el hecho de incubar las manchas de modo que nos termina resultando muy complicado sacarlas. Entregaremos un secreto a todas quienes han tenido al problema y a todas quienes han evitado adquirir o elaborar prendas de lana por temer a no poder usarla más de 2 ó 3 veces.

La ropa de lana de color blanco se lava perfectamente mezclando el agua con una taza de agua oxigenada. Si esta ropa blanca se ha terminado por poner de tono amarillento, añada en el agua del lavado unas gotas de lejía (o cloro blanqueador) para recuperar el color. Es importante saber que este “blanqueo” se hace cuando es necesario y no en cada lavado.

Esperamos que este consejito sirva para perder el miedo a la hora de tener manchas en ropa de lana blanca o simplemente a la hora de querer tejer una prenda de este color.

Comments

Agrega un comentario

Puntoymoda

Copyright (c) 2014 Punto & Moda.
Todos los derechos reservados.
Síguenos en Facebook

Sobre Punto & moda

Punto&Moda es una revista dedicada al tejido manual a palillos, crochet y otras técnicas. Nuestro objetivo es mostrar a nuestras lectoras las tendencias en colorido, texturas y diseño en relación al tejido.

Esta técnica ha tenido un resurgimiento en la moda a nivel internacional; basta con mirar las colecciones europeas para ver que todos los diseñadores “top” incluyen prendas tejidas a mano en sus colecciones.