Lavado y cuidado de la ropa de lana

¿A quién no lo ha pasado que uno está lavando una prenda de lana y esta se agranda o se achica, o cambia el brillo? ¿Quién no ha guardado una prenda por largo tiempo y cuando la volvemos a utilizar está muy desgastada y “apolillada”?
Todos los que hemos utilizado indumentaria de lana sabemos que estos problemas se vuelven frecuentes, pero aquí en Punto&Moda te daremos consejos para que esto no te vuelva a suceder:

1. Vacía los bolsillos, quita los cinturones y otros accesorios para evitar bultos que permitan que la prenda se dañe al momento de guardarla o lavarla.
2. Antes de lavar revisa que no posea ninguna etiqueta que deba ser retirada.
3. Lave y extienda la prenda con las cremalleras y botones abrochados.
4. Realiza el lavado a mano con agua a temperatura ambiente.
5. Usa detergentes especiales para prendas delicadas.
6. En el secado de ropa de lana procura hacerlo a temperatura ambiente, lejos del calor y protegida de la luz solar. Evite el uso de secadora.
7. En caso de que tu ropa posea olores de comida o de cigarro, cuélgala al aire fresco, pero evita que reciba el sol directamente.
8. Muchas prendas de lana no requieren planchado. En caso que sea necesario, la temperatura debe ser menor a 110°c y realizarlo cuando la prenda esté un poco húmeda.
9. Si deseas guardar tu prenda mucho tiempo, lávala y sécala. De esta forma evitaras que los olores de comida, cremas, aceites, etc. atraigan a polillas y no dañen tu indumentaria.
Ahora ya sabes cómo cuidar de mejor forma tu ropa de lana. ¿Utilizas alguno de estos tips? ¿Conoces algún otro consejo? Comenta en nuestra página de Facebook.

Puntoymoda

Copyright (c) 2014 Punto & Moda.
Todos los derechos reservados.
Síguenos en Facebook

Sobre Punto & moda

Punto&Moda es una revista dedicada al tejido manual a palillos, crochet y otras técnicas. Nuestro objetivo es mostrar a nuestras lectoras las tendencias en colorido, texturas y diseño en relación al tejido.

Esta técnica ha tenido un resurgimiento en la moda a nivel internacional; basta con mirar las colecciones europeas para ver que todos los diseñadores “top” incluyen prendas tejidas a mano en sus colecciones.